como empezar a cazar

Como empezar en el mundo de la caza

Desde el momento en el que tomamos la decisión de practicar la caza como afición debemos concienciarnos de que nos queda un largo y arduo camino hasta que podamos salir al campo con nuestro rifle al hombro. No obstante, no hay que desesperarse. Y es que, con un poco de paciencia todo llega.

Además, debes tener en cuenta que tendremos que invertir dinero en comprar el equipamiento adecuado y en realizar los trámites necesarios. Motivo por el cual hay algunas personas que deciden dejarlo incluso antes de empezar. Al contrario de lo que muchos creen, la caza no es una afición cara, todo depende de lo que estemos dispuestos a gastar. Pero sí es cierto que tendremos que hacer un gasto previo en licencias, seguro de responsabilidad civil, vestuario, arma y munición antes incluso de entrar al coto de caza.

En cualquier caso, si ya has decidido que quieres comenzar a practicar la caza deportiva y nada va a hacerte abandonar, estás en el lugar correcto, porque a continuación te explicaremos paso a paso cómo empezar en el mundo de la caza.

Licencia de armas

Si vas a cazar con rifle, necesitarás obtener la licencia de armas de tipo D y si vas a cazar solamente con escopeta, tendrás solicitar la de tipo E. En cualquiera de los dos casos, tendrás que pasar por las mismas pruebas de capacitación, que vienen fijadas por el Ministerio de Interior. Tendrás que superar dos exámenes, uno teórico y otro práctico. El coste de ambas pruebas es de unos 90 euros, pero demás deberemos pagar unos 50 € por el certificado médico que estamos obligados a presentar.

El examen teórico evalúa los conocimientos de armas y del Reglamento de Armas del interesado. Consta de 20 preguntas tipo test que deben ser respondidas en 20 minutos. Solamente se dará po0r superado si se contestan al menos 16 correctamente. El programa de materias se publica en el Anexo I de la Resolución, de 19 de octubre de 1999, de la Dirección General de la Guardia Civil. Pero también puedes descargarlo en la página de la Guardia Civil.

Solamente si se ha superado la prueba teórica, se podrá realizar la prueba práctica, para lo cual tenemos 6 meses de plazo. Este examen se lleva a cabo en campos polígonos o galerías de tiro legalmente autorizados y en él se valora la habilidad del cazador en el uso y manejo de armas.

Licencia de caza

La licencia de caza es el permiso que nos autoriza a practicar la caza en una o varias comunidades autónomas. Debe ser solicitado y tramitado a través de la delegación o de los servicios periféricos de la Consejería de Medio Ambiente de la región donde residas. Elo coste es de unos 70 €.

Para ello, debemos aportar el justificante de pago del seguro de responsabilidad civil, el DNI o una declaración responsable del cumplimiento de los requisitos que se exigen. Además de abonar la tasa correspondiente.

En hay algunas comunidades autónomas como Galicia, Asturias, Comunidad Valenciana, Aragón, Extremadura, Castilla y León, y Madrid, donde es posible practicar la caza con un único documento. No obstante, para la expedición de la licencia en cualquiera de ellas es necesario superar el examen del cazador.

Seguro de responsabilidad civil

La Ley obliga a todo cazador as contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra las indemnizaciones ocasionadas a las personas mientras realizan la actividad cinegética. Siendo el máximo legal de 90.151,82 € por víctima en caso de un siniestro de caza. No obstante, nosotros recomendamos contratar coberturas opcionales que cubran también los materiales y prejuicios consecutivos directos ocasionados involuntariamente a terceros. Además, también existe la posibilidad de contratar un seguro que dé cobertura a los daños propios que podamos sufrir, de modo que en caso de fallecimiento o incapacidad, podamos estar cubiertos.

La compra del arma

Para comprar un arma nueva, deberemos acudir a la armería. Los mejores calibres para empezar son el 20, el 16 y el 12. Los precios de las armas son muy variados, ya que existe una amplia variedad de opciones en el mercado, pero lo normal es que ronden los 700 euros. Si te parece un coste muy elevado, siempre puedes comprar un arma de segunda mano. De esta forma, podrás iniciarte en el mundo de la caza por un coste mucho menor.

Si la compramos en una tienda, se encargarán ellos de todos los trámites, pero si se trata de un arma de segunda mano, tendrás que realizar el cambio de titular y solicitar la expedición de una nueva guía de pertenencia a nuestro nombre. Para ello, tendrás que acudir a la Intervención de Armas y Explosivos que te corresponda por domicilio, llevando el DNI y las licencias de arma y de caza. Una vez rellenado el formulario y de pagar la tasa, el arma pasará a tu propiedad. Si el vendedor no puede acompañarte para hacer el trámite, valdrá con el reconocimiento de su firma por parte de la entidad bancaria.

Autorización de un coto

Ahora que ya lo tienes todo, llega el momento de elegir un coto para empezar. Lo más recomendable es participar solamente en días sueltos en las jornadas que organizan algunas empresas, pudiendo cobrarse por días, pieza cazada o estableciendo un cupón de número máximo de piezas.

Aunque la alternativa más barata, generalmente, es integrarse en una sociedad de cazadores que gestionen un coto local y que ostentan los derechos cinegéticos del acotado, permitiendo que los cazadores del municipio o hijos de cazadores que hayan nacido en los mismos participen en él. Normalmente cuesta entre 200 y 300 euros al año inscribirse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *