Armas de colección

Armas de colección: Todo lo que debes saber

Si te gustan las armas de fuego, es bastante probable que alguna vez hayas pensado en adquirir armas de colección para empezar a crear tu propia colección de armas de fogueo. Un tipo de armamento basado en réplicas de armas de la guerra que no usan proyectiles metálicos, pero que mantienen el sonido del disparo porque continúan manteniendo pólvora en su contenido. Por lo general, se usan en el teatro y en el cine, pero también son muchos los coleccionistas que disfrutan teniendo en casa las réplicas de sus modelos favoritos sin que esto suponga ningún peligro y sin estar cometiendo ningún delito.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, aunque no son armas peligrosas, para poder comprarlas es necesario ser mayor de edad, ya que las armas de colección también quedan encuadradas dentro del código legal y que no pueden usarse o exhibirse fuera del domicilio. Y es que, independientemente de cuál sea la munición del arma, hay que recordar que no se trata de ningún juguete y que usarlas de forma inapropiada puede acarrearnos muchos problemas.

Dentro de las armas de colección, las más habituales son las pistolas de fogueo, de las que podemos encontrar una gran variedad de modelos en diferentes materiales y colores, incluso personalizables por el propio usuario que la encarga. En este sentido, las más codiciadas son las armas de fuego antiguas que pueden encontrarse tanto en tiendas de antigüedades como en subastas, en el mundo online y en tiendas físicas. Se consideran armas de fuego antiguas aquellas que tienen más de 50 años, pero en algunos casos también entran dentro de este rango algunas que tienen 40 años. Depende más de la marca y del tipo de arma en concreto. Lo que puede deberse, por ejemplo, a que ya no se fabrican o a que han sido fabricadas como parte de una edición limitada.

No obstante, este tipo de armas muchas veces no despiertan el interés de algunos coleccionistas, que prefieren adquirir solamente aquellas que tienen más de un siglo de antigüedad. Incluso los hay que están interesados solamente en armas de una determinada época, porque son las que están coleccionando y lo que realmente da valor a su colección. En cualquier caso, la variedad de modelos es tal que hoy en día es difícil encontrar dos colecciones iguales o que se parezcan. Pero no solamente las pistolas, escopetas y demás artículos de armamento de este tipo son objeto de valor para los coleccionistas, sino que muchas veces también forman parte de la colección las balas, la pólvora y los instrumentos que se utilizan para limpiarlas.

¿Cuáles son las armas prohibidas en España?

1. El hecho de que existan determinadas armas que estén prohibidas en España hace que tampoco puedan coleccionarse, ni siquiera aunque se cuente con el permiso de posesión de armas. Veamos cuáles son. Se prohíbe todo tipo de arma blanca disimulada, es decir, tanto espadas como bastones, navajas, cuchillos o armas de fuego que parezcan otra cosa. Es el caso, por ejemplo, de aquellas tarjetas, bolígrafos o cinturones en los que se integren.

2. Tampoco está permitido tener un puñal de doble filo, cuchillos de lanzar con doble filo o nunchakus. Estos últimos son los dos palos unidos por una cadena que tan bien manejaba Bruce Lee en sus películas. Durante la década de los 80 estuvieron muy de moda entre los pandilleros, por lo que el gobierno decidió prohibirlos e incluirlos dentro de la lista de las armas prohibidas.

3. Las navajas automáticas tampoco están permitidas. En este punto debemos distinguir entre las navajas automáticas y las navajas con apertura asistida. Las primeras son aquellas que se abren con sólo pulsar un botón para que salga la hoja, mientras que las segundas son aquellas cuya apertura se realiza de forma manual y sí estás permitidas. Es fundamental que se entienda la diferencia entre unas y otras para evitar ser sancionados por posesión de armas ilegales.

4. Siempre que se tenga el permiso de posesión de armas se pueden tener las armas de fuego permitidas por el gobierno, así como armas de gas comprimido reales o simuladas, pero no pueden combinarse con un arma blanca.

5. Tampoco pueden tenerse rompecráneos, también conocidos como luceros del alba o mazas medievales. Se trata de palos con bolas rodeados de pinchos en el extremo. Lo que sí puede tenerse es el mangual, que es igual pero donde la bola de pinchos va unida al palo con una cadena.

6. No pueden tenerse en casa tampoco porras extensibles, tasers, tonfas, puños americanos o defensas de plomo o alambre. Ni tampoco aquellos cuchillos que la guarda incluyan un puño americano, conocidos como llaves de pugilato.

7. Tampoco se permiten las ballestas funcionales (que sí de decoración), los tirachinas o las cerbatanas modificados. Esto significa que el tirachinas como tal no está prohibido, sino el tirachinas con apoyo en el antebrazo.

8. Por último, hay que decir que también se prohíben las estrellas ninjas y los shurinkens, con lo cual tampoco es un artículo que pueda formar parte de nuestra colección de armas.

En resumen, todas estas son las que no pueden considerarse como armas de colección pues están prohibidas en nuestro país. Todas las demás están permitidas tanto para colección como para ser usadas en actividades deportivas, como la caza, el montañismo, la pesca, las prácticas de corte o la esgrima medieval. En cualquier caso, jamás deben llevarse por la calle y si las llevamos en el coche para usarlas, deben mantenerse cerradas en una caja o embaladas, de modo que si nos paran, podamos demostrar cuál es nuestra intención.

Ver catálogo de armas de colección

___

y tú, ¿coleccionas algún tipo de arma? Cuéntanos en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *