Escopetas, chokes y cargas para la caza del conejo

El conejo es uno de los ejemplares de caza menor más completos y que más juego y satisfacción proporcionan al cazador, en gran medida debido a su astucia y a lo esquivo que resulta. Y es que, a diferencia de la liebre, el conejo solamente salta cuando lo pisamos y normalmente escapa por el sitio más “sucio”, por lo que no podemos dejarnos una mata sin registrar ni bajar la guardia si no queremos perder ocasión de dispararle. Una experiencia aún más emocionante cuando se caza en mano o al salto, ya que generalmente es necesario disparar nada más encarar. Y es precisamente esta cualidad lo que marca el tipo de arma y cartucho que tenemos que usar.

La importancia de la culata

Puede que en más de una ocasión hayas oído la frase “la culata es la que mata”. Esto suele decirse porque si es demasiado corta, larga o, por cualquier motivo, nos resulta incómoda en el momento de encarar, hace que erremos en muchos más disparos que con otra escopeta o con la misma pero con una culata de medidas más adecuada a las nuestras.

Esto es verdad, pero también lo es que la culata no es el único factor que marca el éxito o el fracaso de un tiro, sobre todo si es de tenazón. También tenemos que tener en cuenta el resto del diseño del arma, sus dimensiones y, obviamente, su equilibrio y su peso, de tal manera que si al disparar o al encarar no nos encontramos totalmente cómodos porque se encuentra mal equilibrada, e cañón es demasiado corto o largo  nos resulta incómodo el guardamanos, no dispararemos bien aunque la culata presente las medidas adecuadas.

Y lo mismo ocurre si es más ligera o más pesada de lo debido dependiendo de nuestras características físicas y de la modalidad que practicamos, porque si demasiado pesada, aunque no notemos el peso al principio de la jornada, al acabar estaremos agotados y no podremos encarar rápido. Y si, por el contrario, es más ligera nuestro promedio de aciertos se verá reducido porque el retroceso nos impedirá repetir el tiro rápidamente o incluso podemos terminar haciéndonos daño.

¿Cuál es el peso adecuado para la caza del conejo al salto?

El peso adecuado para la caza del conejo no es siempre el mismo y no depende únicamente de la modalidad, sino que variará en función de la edad, la condición física y la edad del cazador, el peso será uno u otro. Hay que tener en cuenta que el mismo modelo de escopeta puede resultar pesado para unas personas pero ser perfecta para otras.

Al final, es un factor donde es el propio cazador el que tiene la última palabra, aunque hay que mencionar que se trata de una decisión especialmente importante para personas que son muy jóvenes o bien mayores. Afortunadamente, no supone un gran problema, ya que gracias al uso de materiales sintéticos, hoy en día podemos encontrar armas modernas de un mismo tipo con pesos muy distintos.

Para que te hagas una idea, normalmente en calibre 12 varían entre poco más de 2,8 kg y unos 3,3 kg, lo que no ocurría antes porque todas las piezas de las armas eran de madera y acero. Es cuestión de escoger el que más nos convenga. En cualquier caso, para poder dar una respuesta general a esta cuestión, en el caso de personas adultas y para cazar en mano no es recomendable ni resulta beneficioso usar armas modernas que pesen más de 3 kg.

Escopetas y calibres adecuados para la caza del conejo

Teniendo en cuenta lo que venimos diciendo, para cazar conejos podemos usar cualquier escopeta de dos cañones o semiautomáticas, siempre que no se utilicen chokes muy cerrados porque lo normal es que al conejo no se le dispare a gran distancia, por lo que no nos interesa que abra el tiro y, por supuesto, que no se destroce para poder aprovechar la carne.

Además, del calibre 12, podemos usar el 16 y el 20. Pero también algunos calibres menores si cazamos en verano. Eso sí, estos últimos no pueden competir con el 12 ni con el 20 en variedad de munición ni en alcance efectivo en tiros largos debido a la falta de densidad de plomeo. Las armas del 16 son mucho más fáciles de manejar si las comparamos con las del 12, pero este calibre tampoco puede competir con la variedad de tipos de escopetas modernas ni de cartuchos que se fabrican para el 12-70 y 20-70 mm.

  • Calibre 12: las cargas de 32 gramos de perdigones del 8 y del 7 son perfectos para cazar conejos en verano. Y el choke más adecuado es el de 4 estrellas, aunque también podemos usar el de 3. En invierno, da muy buenos resultados la de 34 gramos del 6 con el choke de 3 estrellas, en el caso de usar una semiautomática; y 3 y 2 estrellas en el primer y segundo tiro en las de dos cañones.
  • Calibre 20: basta con la cartuchería de 28 gramos de perdigones del 8 o del 7 siempre que se use un grado de choke menor con respecto al 12 para compensar la menor densidad de plomeo con respecto a las cargas de 32 y 34 gramos del 12; o ben, cuando sea posible, los perdigones más finos que hemos aconsejado para el 12.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *