6 Escopetas multiusos para cazar casi de todo

Estar a gusto con nuestra arma de caza es un factor psicológico que puede marcar la diferencia en nuestras jornadas en el monte. La cuestión es que, actualmente, existen diversos tipos de escopetas y cada una de ellas presenta sus ventajas y sus inconvenientes, adaptándose en mayor o menor medida a las diferentes modalidades de caza. No obstante, también podemos encontrar algunas escopetas multiusos que, por sus excepcionales cualidades, son capaces de cubrir todo el espectro de modalidades cinegéticas de nuestro país, ya sea perdiz, becada, conejo, zorzal, jabalí, paloma, etc.

Benelli Belmonte Ii Combo Mk2, una escopeta todoterreno

De todas las escopetas Benelli que existen, las versiones combo son las más eficaces, ya que precisamente están pensadas para la práctica de la caza mayor y de la caza menor. La marca cuenta con diversos modelos de este tipo de armas acabadas en madera o sintéticas, pero uno de los más elegantes y con mejores prestaciones es la Belmonte II Combo MK2.

Una escopeta en calibre 12-76, terminada en madera y con cañón diseñado para perdigones de 66, 71 ó 76 centímetros, en función de lo que necesitemos en cada momento. Viene en un maletín junto con un cañón para baña estriado, dotado de su guardamano y de miras de rifle regulables: alza LPA y punto de fibra óptica.

Fabarm Xlr Accuracy Slug, para los que no quieren rifle

Si no te gustanh los rifles, la mejor opción es una semiautomática diseñada para caza mayor a la que se le puede incorporar un visor, ya que nos permitirá lograr mejores resultados con el alza, sin importar si el cañón es liso o estriado. En este sentido, la Fabarm XLR Accuracy Slug en calibre 12-76 es la más fiable y elegante. Podemos encontrarla con acabado de madera al aceite, con carcasa de Ergal con grabados y preparada para bases Weaver y cañón Tribore Slug de 61 cm con punto de fibra y alza regulable.

Blaser F16 Caza, ideal para los amantes de la tecnología

Pese a su apariencia cásica, las armas Blaser destacan por su ergonomía y por sus excelentes prestaciones y mecanismos, completamente innovadores. En concreto, la superpuesta F16 incluye culata y guardamanos de nogal grado 2 de diseño clásico, pero sus mecanismos son diferentes a los de cualquier otra escopeta. Por ejemplo, cuenta  con percusión inercial IBS que mejora la seguridad y permite disparar en el segundo tipo, aunque hayamos fallado en el primero, un sistema de expulsión EBS que enciende los expulsores después de realizar el disparo para que el arma pueda abrirse sin esfuerzo y un selector de disparo ubicado delante del gatillo. Pesa 3,1 kg con cañón de 71 cm, pero también podemos encontrarla con cañón de 76.

Browning Maxus Camo Max 5 Inv+, para la caza del pato

Pensada para la caza de aves acuáticas con acero o plomo, la Browning Maxus Camo Max 5 Inv+ es una de las mejores escopetas pateras. Incorpora cantonera antiretroceso Infle y cañón Black-Bored con chokes intercambiables Invector Plus que cuenta con un conoc de forzamiento especial que disminuye el retroceso y potencia el plomeo, pudiendo disparar todas las cargas del 12-70 y 12-76 gracias a su toma de gas Drive. Pesa solamente 3,3 kilos y puede elegirse con cañón de 71 o de 76 cm.

Beretta A400 Ultralite, para los que buscan armas ligeras

Aunque en el mercado es posible encontrar muchas semiautomáticas ligeras, ninguna presenta un retroceso tan agradable ni un diseño tan ergonómico como el de la Beretta A400 Ultralite. Usa la toma de gases B-Link de la serie A400 y el cañón Steelium calibre 12-76 de alta calidad con chokes intercambiables Optima Choke. Todo ello sin renunciar a la comodidad en ningún momento, cualidad por la que destacan todos los diseños de la firma. Solamente pesa 2,7 kilos, cuenta con todas las cargas de calibre 12-70 y con un cañón de 61 cm, aunque también se sirve en 66, 71 y 76 cm. Con el añadido de que el retroceso es increíblemente bajo.

Franchi Feeling Beccaccia, para la caza de becadas

Otra escopeta que destaca por su ligereza es la Franchi Feeling Beccaccia, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de una superpuesta y, por tanto, tiene dos cañones: en calibre 12-76 milímetros sólo pesa 2,6 kilos, y 2,4 en calibre 20. Un arma muy fácil de manejar, pensada para la caza de becadas que cuenta con cañón de 62 cm y con tres chokes intercambiables: uno estriado para disparos más cortos y dos normales de tres y cuatro estrellas. Dispone de un único disparador monogatillo y selectivo, guardamanos y culata de nogal seleccionado grado 2, cantonera de goma ventilada y báscula de aleación de Ergal en color negro, adornada con una becada de vuelo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *